Maghú

Zaindu maite duzun hori – Cuida aquello que amas

Amalur, la madre tierra, creó la Eguzkilore, y su semilla es para nosotros el origen de nuestro sueño: MAGHÚ, un proyecto familiar y lleno de luz que nace en 2014 en Elosu. 

Ya desde nuestros antepasados, la Eguzkilore es una flor con magia. La flor del sol que nos protege en la oscuridad de los malos espíritus. En MAGHÚ la cultivamos con mimo y cariño para ofrecer su protección a través de una gran variedad de productos nacidos de la flor Eguzkilore: semillas, la flor joyas, cremas, jabones y licor.

 

"Entre sembrar y cosechar existe un regar y esperar"

La semilla es el inicio de todo. Cuida la semilla para que germine, enraíce y florezca.

Sobre Maghú y la flor Eguzkilore

Maghú es un proyecto familiar. Su nombre viene del persa y significa “Yo sí puedo“. No fue difícil decidirse en la ardua pero gratificante tarea de cultivar la flor Eguzkilore. Iñaki, Marga, Iker, Nora y nuestra perrita Kora conformamos el origen, la semilla del Universo Maghú. Desde Maghú y a través de la flor Eguzkilore, queremos hacer llegar un mensaje a las personas. Un mensaje de empoderamiento y de cuidado. Maghú es una llamada a reconocer y cultivar el inmenso potencial que reside en cada persona. “YO SÍ PUEDO, TÚ SÍ PUEDES”. Todos llevamos dentro una semilla única y diferente, y tenemos la responsabilidad de cultivarla y hacerla germinar y florecer hasta llegar a su máxima expresión en este mundo. Maghú es la materialización del cultivo de nuestro potencial y el reconocimiento del potencial en los demás. Maghú es una invitación a que cada persona reconozca y cultive su propio potencial. La semilla que llevamos dentro debe ser cuidada, mimada, cultivada. Maghú es un mensaje de fuerza, empoderamiento, responsabilidad y cuidado.  

Todo empezó cuando nos mudamos a nuestra nueva casa en Elosu (Álava), por primera vez teníamos un terreno y sabíamos que queríamos cultivar algo especial. Algo con sentido. Una flor que junto al proceso de sembrado, germinado y recogida, fuera además un proceso compartido en nuestra familia. Algo que crear juntos. Y fue así como decidimos cultivar la flor Eguzkilore, (FLOR DEL SOL) una flor actualmente protegida y cuyo proceso de cultivo exige mimo y cuidado. “Porque entre sembrar y cosechar existe un regar y esperar”La Eguzkilore es una flor cuya tradición en la cultura vasca se remonta a siglos atrás. Una flor de leyenda que durante generaciones se ha mantenido en las puertas de las casas para proteger a las familias que las habitaban. A día de hoy la Eguzkilore aún crece salvaje en los montes, pero menos y menos cada vez. Desde nuestra familia queremos cultivar nuestra propia semilla fomentando el cuidado y conservación de esta flor tan especial a la vez que transmitimos nuestro mensaje. Y así comienza nuestra aventura. Regala Maghú, regálate Maghú, cultiva la semilla de todo potencial y expande el mensaje. Compartimos nuestro viaje, compartimos nuestro sueño…

La web de Maghú utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando consientes y aceptas nuestra política de privacidad y cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies